17.2º C Viernes 25 de Abril de 2014
Selecciona tu Ciudad -> Cordoba - Rosario
Por palabra clave
Por mes
Por año
Por Nro.  #

Las Rosas, Octubre 2009 - N° 155

TOP TEN

TOP TEN | Publicado 06 de Octubre, 2009

0.00 votos

3195 visitas | 0 comentarios




Fue una de las modelos más famosas del país y desde hace varios años está al frente de Rapsodia. Embarazada de su segunda hija, la empresaria afirma: “la vida me enseño muchísimo y le estoy muy agradecida”.
FOTOS Y ARTE EUGENIA DEL CAMPILLO

De ser un sex symbol que posaba, desfilaba y seducía en los comienzos de los 90’ a ser una “referente” indiscutida de la ascendente industria de la moda local. La hermosa mujer que un día se cansó de la exposición y del costado mediático de la moda y decidió inmiscuirse en el detrás del negocio, en la propia usina de la creación. Un viaje significativo a Oriente, un pequeño local en la zona de “Las Cañitas” en Capital Federal, y varias madrugadas preparando una colección para un semestre (pero que se agotó en menos de un mes) hicieron que Rapsodia, la marca creada por Sol Acuña (junto a Josefina Helguera, más el aporte de Francisco de Narváez), se convirtiera en una de las preferidas de las mujeres argentinas.
Hoy, la bella mujer cursa el epílogo de su segundo embaraza y se muestra “inmensamente feliz” por la maternidad y por su presente exitoso.

En algún momento manifestaste estar cansada de “lo frívolo y del mundo inventado” y prácticamente te retiraste de los medios para volver como empresaria, ¿Cómo fuiste gestando esa decisión enorme de desaparecer de lo mediático?
Se fue dando de a poco, la verdad que siempre me gustó la ropa, ya con mi hermana habíamos tenido una casa de ropa usada donde reciclábamos ropa y sabía que tarde o temprano me iba a dedicar a la indumentaria.
¿Qué te molestaba del ambiente?
En particular no me molesto nada puntual, simplemente era un cambio para crecer y ese trabajo no me estaba dando lo que yo quería
¿Qué balance hacés de este momento personal?
Estoy feliz con mi presente en Rapsodia, nunca pensé que nos iba a ir tan bien, que iríamos a crecer tanto y que la marca se iba a convertir en lo que es hoy. La verdad es que me divierto y lo comparto con mi íntima amiga Josefina (su socia) que la adoro .

En varias notas has contado maravillas sobre la maternidad y la influencia que tuvo en tu vida, ahora estás nuevamente embarazada ¿Qué sensaciones te ha provocado ser madre?
Ser madre es lo mejor que le puede pasar a una mujer. Vivo para mi hija Azucena y espero feliz a mi segunda niña para diciembre
¿Cuánto ha influido la maternidad en tus últimas creaciones?
Un montón, sobre todo para hacer la colección de niños, todas las cositas que le divierten a Azucena forman parte de la misma, aparte la consulto un montón a ella.
Las primeras colecciones estaba basadas en la cultura de la India ¿En qué te inspiraste para crear los nuevos diseños?
Rapsodia tiene una fuente de inspiración que es un estilo propio que tiene que ver con la bohemia, el rock, el hippismo y oriente particularmente. Es como que siempre nos inspiramos en nuestros viajes por el mundo y buscamos texturas asiáticas que nos identifican.
¿Cuáles son las características esenciales de la mujer que se viste en tu marca?
La mujer Rapsodia tiene todo lo que tiene el espíritu de la marca, es decir, es una mujer aventurera, algo gitana, le gusta el rock, etc.

En tus primeros años de empresaria contaste que te “pasaba de tener muchos altos y bajos y de pelearte con la empresa”, ¿Cómo fuiste compatibilizando tu costado hippie con la exitosa empresaria?
Y, siempre lucho con eso pero me encanta superarme y saber que puedo más. Es muchísima responsabilidad llevar adelante Rapsodia y siempre Josefina (Helguera) y mi marido Hernán (Coudeu) fueron mi gran sostén y no sé que hubiese hecho sin ellos.
Si hacés un repaso de tu carrera como modelo,¿Cualés fueron los pro y cuáles las contras?
Todas las cosas que hice sumaron porque si algunas no estuvieron demasiado bien me sirvieron para darme cuenta de lo que quería, de lo que estaba buscando que finalmente se trataba de Rapsodia. Al estar tan contenta haciendo lo que hago hoy no reniego de todos los obstáculos que tuve que pasar.
Hiciste absolutamente de todo: cantaste, trabajaste en la tele, viajaste por todo el mundo, formaste una familia, ¿Qué objetivos sentís que te quedan por cumplir?
Educar a mis hijas, mimarlas y seguir creciendo como persona, no ambiciosa. Con tener a los míos bien cerca, sanos y felices puedo decir que la vida me enseñó muchísimo y le estoy muy agradecida.





© 2003-2014 · Las Rosas Online ® · Términos y Condiciones | Optimizado para Mozilla Firefox e IE8.